Dos poemas colectivos de 2º ESO, recordando a Guillaume Apollinaire

En el Taller de Escritura de la asignatura de Lengua Castellana y Literatura, el alumnado de 2º ESO C y D escribieron sendos poemas colectivos, inspirados en un conocido poema de Guillaume Apollinaire (1880-1918) y en otro posterior, que es un homenaje al escritor francés, escrito por el poeta español Juan Carlos Mestre (1957).

La propuesta de escritura está presentada en el blog de aula, Llaves de fieltro. Aquí mostramos el resultado en ambos grupos:

jun14_j04_phenom__1072x0_q85_upscale
Campo de la Batalla del Somme, de la I Guerra Mundial. Fotografía de Michael St. Maur Sheil. 

 

El siguiente poema es obra del alumnado de 2º ESO C (Curso 2016-2017), mediante el montaje de una selección de versos escritos por cada alumno/a del grupo:

SUCEDE 

sucede que un día vienen a leer apollinaire y mestre y no tenemos cometas
sucede que me levanto con el “ring” del despertador para venir a verte.
sucede que he perdido la noción del tiempo, ¿qué hora es mañana?
sucede que, aunque parezca mentira, hay cosas imposibles
sucede que los pájaros de mi cabeza ya no anidan en tu pelo y han emigrado al sur.
sucede que hay familias a las que desahucian de sus casas
sucede que las temidas águilas bailan al ritmo del viento
sucede que te empiezas aburrir de tus rutinas
sucede que no habrá hielo en verano
sucede que todos los escarabajos harán la guerra contra tu huerta
suceden noches de campo, estrellas y calma
sucede que te das cuenta de que la vida es una mentira llena de guerras
sucede que una mariposa se ha posado en tus pestañas
sucede un velo de tristeza en tus maltratados ojos
sucede que sin rumbo se llega a donde quieres
sucede que a mi mejor amigo a penas lo veo
sucede que los hombres caminan y los sueños vuelan.
sucede que a veces pensamos en las personas que se mueren de hambre y no hacemos nada para remediarlo
sucede que la gente lleva máscaras de velcro
sucede que las lágrimas no son tan amargas
sucede un alboroto en los oscuros callejones de mi mente, un disparo, una muerte
sucede que cuando ves la libertad a través de una ventana, suena el irritante sonido de las cadenas
sucede que desde que me persigues el mundo es más pequeño
sucede que esperamos sentados el cambio
sucede que por cada cosa que aprendemos en la vida, nos hace mejores personas
sucede el peso de las aburridas horas
sucede que las estrellas brillan más si estoy contigo
sucede que el tiempo se para de vez en cuando y no encuentras el sentido de la vida
sucede que las curvas de tu guitarra no son lo que eran
sucede la niebla que oculta tu rostro las mañanas de abril
sucede la carta que guardas en tu mesita de noche hasta el fin
sucede la trágica despedida que nunca quieres que llegue
sucede que sólo somos motas de polvo en la inmensidad del mundo
sucede que cada día hay más recursos para comunicarse y la gente se siente más sola
sucede que pensamos en la contaminación y no hacemos nada para remediarlo
sucede que la vida transcurre mientras estoy sentada en esta silla
sucede que se me han acabado los pañuelos, ¿he llorado demasiado?
sucede que lo que queremos es lo que no tenemos, y cuando lo conseguimos tener, queremos más
sucede la impaciencia de los segundos anteriores a que suene el timbre
sucede que tu vida no me parece interesante
sucede que veo pequeñas luces desde mi ventana
sucede que la madera se quema por dentro
sucede que los polos se deshielan y no hacemos nada para evitarlo
sucede que las guerras no cesan en Aleppo
sucede que me he cansado de fingir ser otra persona
suceden tardes de lluvia, manta y chocolate caliente
sucede que aunque no quiera, te encuentro

2º ESO C
Oviedo, 19 de enero de 2017
IES LEOPOLDO ALAS CLARÍN

El siguiente poema es obra del alumnado de 2º ESO E (Curso 2016-2017), mediante el montaje de una selección de versos escritos por cada alumno/a del grupo:

SUCEDE 

sucede una canción en mi cabeza
sucede que hay árboles que brillan al viento
sucede que apollinaire y mestre dejaron un libro que vuela sobre la ciudad
sucede que será tuyo el mañana
sucede que con pocas palabras puedo dibujar muchas sonrisas
sucede que sin rumbo se llega a donde quieres
sucede que no hay que ponerse las gafas para verlo todo de otra forma
sucede que los colores de la neblina pintaron mi horizonte
sucede que la vida llega a un lugar inesperado
sucede que al entrar en casa todos los días siempre está esperándome un gran amigo
sucede la persiana que ronronea temprano como un gato desperezándose
sucede que la puerta no para de moverse
sucede que hoy hay un viento frío que mañana podría ser una cálida brisa
Sucede que veo pequeñas luces desde mi ventana
Sucede que la vida es un combate en el que no se puede pedir tiempo muerto
Sucede un árbol cantándole a un ruiseñor al son de la lluvia
sucede que somos extraños para más de medio mundo
sucede que un halo de luz revestía su helada oscuridad
sucede el despertador que hace mella, temprano en tu cabeza, como una bala de escopeta
sucede que se oyen ruidos extraños
sucede que el amor es una ilusión
Sucede que los barcos de aquel cuadro cobran vida
Sucede que a un amigo no se le valora por el tiempo en el que está a tu lado, si no por el vínculo que habéis formado
sucede que la sangre baña el campo de combate
sucede que algo se ha caído
sucede que tu vida será un suspiro
sucede que vivimos en un estanque y no sabemos nadar
sucede que los pájaros ya no cantan
sucede que mil ojos se cierran para siempre a la vez que otros mil se abren por primera vez
sucede que algunas personas se creen lo que no son y acaban ahogados en su arrogancia
sucede que mi paraguas quiere echar a volar, pero está condenado a permanecer sujeto
sucede que al pensar en tu rostro siento más fuerte mi corazón en el pecho
sucede que en mi cabeza suenan los casquetes de balas cayendo al suelo
sucede un aroma ridículo sin principio ni fin
sucede una tormenta sin lluvia
sucede un avión que estrella el terror en las calles
sucede que empezó a llover y cayeron recuerdos
suceden noches de campo, estrellas y calma
sucede que en mi firmamento se hallan recuerdos incandescentes
sucede que el mar ya no es tan salado como antes
sucede que Narnia no se esconde tras todos los armarios
sucede que no encuentro la palabra exacta
sucede que hay lluvias que vienen y van
sucede que una llama se apaga por el fuego
sucede que detrás de esa pared está el final
sucede un grito en el silencio de la noche
sucede que me quiero despertar

2º ESO E
26 de enero de 2017

IES LEOPOLDO ALAS CLARÍN

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s